Libélulas, mariposas y otros insectos

Los ríos, arroyos y charcas del estrecho de Gibraltar, así como varias regiones vecinas de Cádiz y Málaga, albergan numerosas especies de odonatos (libélulas y caballitos del diablo) de gran belleza e interés. Las más de 60 especies catalogadas crean uno de los puntos calientes de Europa. Aquí, además de algunas de las especies más escasas del continente, como Macromia splendens, Paragomphus genei y Oxygastra curtisii, también podemos encontrar especies de reciente aparición procedentes de África, tales como Brachythemis impartita.

Entre los endemismos ibéricos cabe destacar el Nemoptera bipennis. Vulgarmente conocido como duende, es un neuróptero de aspecto a medio camino entre las libélulas y las mariposas. La mantis también están bien representadas con especies tan destacadas como la Apteromantis aptera, también endémica y la Empusa pennata de aspecto temible cuando se observa a través de un objetivo macro.

La mariposa monarca es una de las mariposas más carismáticas del planeta y ha llegado a Europa como divagante desde el otro lado del Atlántico. El estrecho de Gibraltar cuenta con una población reproductora bien establecida, donde sus coloridos imagos están activos durante todo el año. Este conjunto de insectos harán las delicias de los aficionados a la macrofotografía.