La migración de rapaces, la esencia del Estrecho

Hablar de aves en el estrecho de Gibraltar es hablar sobre la migración de las rapaces. De hecho, este es uno de los corredores migratorios más concurridos del planeta. En otoño y primavera miles de rapaces utilizan el Estrecho como puente entre su región natal en Europa y sus cuarteles de invierno al sur del Sáhara.

¿Qué época es mejor, la primavera o el otoño? Esta es la eterna pregunta y tiene una respuesta simple: son tan diferentes, incluso a nivel paisajístico, que ¡ambas resultan imprescindibles! Hasta 36 especies de rapaces han sido registradas durante los últimos años. No obstante, la enorme concentración de aves constituye probablemente un indicador más significativo de la magnitud de este fenómeno natural. Muestra de ello son, por ejemplo, los más de 20.000 halcones abejeros, 9.000 milanos negros, 5.000 águilas culebreras, 3.500 águilas calzadas o 200 alimoches que han sido observados ¡en un solo día! Ver a estas aves luchando contra el viento a ras del agua para alcanzar la orilla opuesta supone asimismo un espectáculo sobrecogedor. Cada jornada de migración en el Estrecho ofrece un espectáculo natural único para todos los públicos.